Le llueven a Chaves chuzos de punta con motivo de su trampa para disimular su culpa en la votación perdida por su ausencia en el Parlamento de Andalucía y también por haber puesto tierra (o mar) por medio entre su augusta persona y la comunidad en uno de los peores momentos de su historia. Claro que Chaves dirá que allá se las den todas, metido como nada entre autohomenajes y propagandas , alguna tan elocuente como ésa que invitaba a un flamenquito a los andaluces en Argentina  asistir al evento “pa’jartarte de bailá hasta la madrugá! El Presidente se muda de continente para ver con perspectiva la crisis la que está cayendo y, de paso, quitarse de todos los problemas del mundo. Ni él podrá llegar a más ni Andalucía a menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.