Lo de Valverde, el mitin del sábado en la Plaza de Toros, fue uno de los actos más notables celebrados por el Partido Popular en tantos años de relativo conformismo. Y lo fue por más que los medios públicos de difusión locales –la TV municipal, señaladamente—privaran al pueblo de una información de indudable interés público. Lo de menos quizá son las encuestas que van y vienen –la última habla de empate en las próximas autonómicas—si tenemos en cuenta ese rebullir que se percibe en un momento de evidente crisis interna de su rival. Muchas cosas pueden cambiar en la provincia mientras la capital parece fortalecer su reiterada opción. Algo se mueve en Huelva y no cabe duda de que los responsables de un PP renovado a fondo tienen tanto que ver en ello como los veteranos de esta vieja pelea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.