La Junta está encantada, al parecer, con no tener “más” que 50.657 parados en la provincia, una cifra que supone un aumento del 17 por ciento respecto al año pasado, y en la que se incluyen los 717 nuevas víctimas caídas en enero: echen la cuenta diaria. Y frente a ello, junto con el Gobierno, insiste en negar a Huelva las inversiones en obra pública comprometidas, incumpliendo las promesas formales y dejando por el suelo al presidente Griñán que anunció que ayer mismo Blanco despejaría la incógnita del AVE. Frente al paro están a verlas venir, sin iniciativa alguna, entre otras cosas porque la tragedia no va con ellos, que tienen el sueldo asegurado. Quiten ustedes mil sueldos políticos de esta provincia y los veremos encabezar en la mani pancarta en mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.