El debate del 20-N entre los cuatro candidatos no lo ganó ninguno de ellos/as sino la presentadora. Qué momentazo el de Mabel Matas –tan imparcial, tan minuciosa— cuando lanzó ese órdago memorable que, por primera y quién sabe si por última vez, se oyó en Canal Sur: “¡La llamo al orden, señora Díaz!”. ¡Ole! Un debate entre una Presidenta acorralada, un “socio para todo” sin defensa posible y una inmadura demagoga con lamentable fonética, apenas daba margen para que lo ganara el candidato conservador. Pero la que ganó fue Mabel –rigurosa, equidistante— atreviéndose a llamar al orden a la patrona en el medio más servil imaginable. El debate habrá servido para poco, seguramente, pero dignificó por vez primera a “la Nuestra”, aunque fuera ya en la prórroga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.