Vamos a ver si se aplica en Beas el “código” famoso y qué se le ocurre al “aparato” del PSOE y, más especialmente, al dinámico dúo Barrero/Jiménez a propósito del procedimiento abierto por el Juzgado a la exalcaldesa de Beas –donde las dan, ay, las toman—con motivo de una presunta desaparición de cientos de miles de euros procedentes de subvenciones cobradas. Parece ser que no hay rastro de justificantes ni de los perceptores efectivos del pastón, y eso, obviamente, constituye un enojoso asunto que entraría de lleno, incluso a título preventivo, en la previsión moralizadora que nel partido dice haber puesto en marcha. Claro que ya sabemos que aquí sólo hay maltrato de género si el maltratador es militante ajeno, sólo ‘mobbing’ si quien lo ejerce es un rival y no “uno de los nuestros”, sólo ‘pelotazo’ si el pelotero es un adversario pero no si es un afín. La exalcaldesa de Beas lo tiene más bien crudo, eso es seguro, con esta querella por malversación. Los que proponen dejarla rtirada (que los hay) no van a conseguirlo por aquello de que nunca hay que sentar precedente, pero no por otra cosa. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.