Las Mancomunidades no sólo son ya colocaderos del `partido que gobierna sino auténticos agujeros negros por los que se escurre lo que queda de la economía municipal. La del Andévalo, pesebre del tránsfuga acogido por el PSOE, le va a costar a los Ayuntamientos integrantes lo que no tienen, sólo para en jugar la deuda de bastante más de medio millón de euros que mantiene con la Seguridad Social. Y sin que nadie dimita y menos, claro está, que comparezca ante la Justicia para explicar el gigantesco enredo. Si eso lo hacen en una de las comarcas más pobres de la provincia, imaginen el resto. De estos arbitrios e impunidades comparten la culpa entre la Oposición y la propia Justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.