La pelea que comienza entreverse en el cogobierno de la Junta es enteramente lógica y viene de la noche de los tiempos. El PSOE ha despreciado siempre a IU e IU lo viene insultando con los peores epítetos–véase, por ejemplo, el diario de Sesiones—desde que hay autonomía. Por eso lo natural es que tras estos primeros roces vengan otros, cada vez más graves, así como exigencias cada vez más incómodas. Mal saldrá el surco si cada mano empuja la mancera al revés que el otro y lo malo es que será el sufrido buey el que acabe pagando. Se admiten apuestas sobre la duración de esta legislatura de la que tanto el PSOE como IU han de salir más que chamuscados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.