No lleva razón, a mi entender, el sindicato que ha sugerido que Diputación podría estar prevaricando al “privatizar” encubiertamente la prestación de ayuda a domicilio. El coste de esa prestación por medios públicos resulta casi prohibitivo y por esa razón muchos Ayuntamientos han montado sus cooperativas propias para atenderla, o bien la han contratado con empresas privadas. La Diputación sigue, seguramente, esa tendencia que cualquiera puede comprobar con facilidad con sólo informarse, y hace bien porque lo que no tendría sentido sería elegir el procedimiento más caro. Medir las críticas para ganar credibilidad resulta cada día más imprescindible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.