Si hace unos días se denunciaba el abandono de los quemados del gran incendio de hace tres años en las provincias de Huelva y Sevilla, cuyos montes ni siquiera han sido limpiados todavía, tras el incendio del domingo en Niebla, los propios trabajadores del Infoca –calificando de “abandono absoluto” la situación de la zona quemada– descubrían lo que la Junta consigue ocultar hasta que no tiene remedio: que los trabajos de limpieza y conservación del monte que se vienen llevando a cabo resultan insuficientes. No se ignora que esa tarea es vasta y compleja pero menos debe olvidarse que el riesgo que corre esta provincia, devastada por el fuego verano tras verano, hace imprescindible un plan general, público y acordado que comprometa a todas las Administraciones y sea capaz de borrar la imagen pública que las representa como inútiles montajes partidistas que entregan al azar la suerte de todos. Debería aclararse, para empezar, cómo de “absoluto” era esa “abandono” denunciado ayer en Niebla. Y debería existir un cauce para reclamar la responsabilidad a quien corresponda en casos semejantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.