La Dipu, el Ayuntamiento local y el Instituto Andaluz de la Mujer han organizado en Valverde del Camino unas jornadas para enseñar a las valverdeñas a “disfrutar en la cama”. Ardua y generosa tarea, imprescindible pedagogía que parte de la suposición de que las valverdeñas se chupan el dedo o bien de que van por la vida como infibuladas de Níger o etiopes ablacionadas, objetivo político de primera magnitud aunque sólo sea para poner de relieve el grado de infantilismo estúpido al que ha llegado esta clase política que, encima, es la que se gasta nuestro dinero en ocasiones por el estilo. No se puede llegar a mayor sandez, resultaría difícil justificar la nómina con un expediente más ridículo. Dicen que intervendrá el alcalde Cejudo. Confiemos en que no sea en clases prácticas.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.