El co-presidente Griñán quiere comparecer ante la comisión parlamentaria que investiga los ERE fraudulentos y las prejubilaciones falsas –a la fuerza ahorcan—y ya ha adelantado que quiere porque “tiene cosas que decir” y pretende, además, “salir al paso de otras cosas que se han dicho”. Pues nada, que comparezca, y explique cómo es posible que ni de consejero de Hacienda ni de Presidente se enterara, a pesar de la tenacidad del Interventor, de la ruidosa juega que se andaban corriendo en el piso de abajo. Que comparezca es normal; que no hubiera comparecido sería una tomadura de pelo. Por lo demás, a la juez instructora la trae al fresco el menú que los “socios” del Gobierno quieran cocinar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.