El grito de alarma lanzado desde Cumbre de Enmedio devuelve a la actualidad un viejo y grave problema lamentablemente oculto: el desamparo administrativo de los pequeños núcleos de población, esos pequeños pueblos y aldeas hablando de cuya decisiva tarea para conservar el paisaje y la ruralidad se le llena la boca tanto a las Administraciones autonómicas, como nacionales o europeas. En Huelva, en la Sierra sobre todo, hay muchos casos que el PSOE ha sabido con habilidad ir enredando en su red clientelar, pero es evidente que quedan fuera de ese privilegio electoralista algunos que carecen de interés para el recuento de votos o que, por el contrario, tienen  asegurada ingenuamente su fidelidad. La desaparición de un pueblo es siempre una tragedia que hace tiempo que en Europa se viene evitando con medidas compensatorias. En Huelva la cosa va más de simple cálculo electoral. Cumbres de Enmedio no interesa, no cabe duda. Uno esperaba que ese alcalde se hubiera dado cuenta solito hace mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.