Grandeza y miseria

En el verano del 86 nos fuimos en familia a recorrer en Rusia su deslumbrante ruta de ciudades históricas. Uno iba con las del beri, aconsejado por Manolo Vicent, intrigado por las noticias que nos llegaban sobre la evolución de un régimen soviético que, sin romper aparentemente amarras con su acreditada estolidez, andaba coqueteando en…