Ensañamiento

No me parece imprescindible disimularle sus defectos a Pedro Pacheco para reconocer en el otrora célebre alcalde que Jerez no es hoy el mismo Jerez que él gobernó. Lo asombroso es el ensañamiento con que, entre esa Justicia que él dijo que “era un cachondeo” y el rigor inexplicable del sanchismo, se ha tratado su…