Traje grande

Si corto y estrecho le venía el traje a Espadas como candidato, más enjuto le está resultando en su apresurada oposición. Ni las prisas por movilizar a un partido desmovilizado ni las arrazonadas pamplinas que va repitiendo para “explicar” su espectacular batacazo electoral logran más que confirmar en la opinión la fragilidad de una imagen…