Órdagos precoces

Es posible –y hasta puede que para muchos habría de resultar razonable—que, en el debatillo que nos ofrecerán esta noche, los candidatos apacigüen esos órdagos inútiles que nos vienen prodigando. El de Vox, por ejemplo, calificado tan arriesgadamente de “rotundo”, aunque sea porque hasta el más incrédulo ante la prospectiva ha de ver en la…