Hijos de su padre

Dicen que ha sido la nostalgia –ése equívoco caleidoscopio—la causa de la vuelta de los Marcos a Filipinas. ¡Qué asunto curioso éste del destino de los hijos de su padre,y qué aleccionador! Repasa uno esa nómina y la verdad es que no da crédito ante el insólito desfile de unos herederos que rara vez alcanzan…