Tardío dictamen

Tres años tres, ha necesitado la comisión parlamentaria andaluza para dictaminar sobre algo tan elocuente por sí mismo como la truhanada de la Faffe, ya saben, lo de los enchufes y mangazos, cuchipandas en puticlubs incluidas. ¿Puede servir para algo una función tan morosa en la que, entre otros disparates, el Parlamento se ha tragado…