Censurar la historia

No nos habíamos repuesto de la noticia sobre el probable nombramiento de la ex-ministra Celaá como embajadora en el Vaticano –¡y se quejaba en tiempos la sagrada curia con egregios legados como Ruiz-Jiménez o Puente Ojea!—cuando recibimos otra fenomenal: la de que la ministra de Educación de Sánchez ha decidido eliminar de los programas de…