Pie en pared

La solución era tan fácil que bastaba con poner pie en pared y descartar el tontiloquio de los inclusivistas. El “Gobierno del cambio” lo ha resuelto de un papirotazo al eliminar de los textos escolares un lenguaje solecista que pretendía imponer –contra el criterio gramático y el sentido común– el absurdo empeño de desbaratar el…