Vidas de perro

Parece cada día más claro que, a medida que se complica el damero maldito de la política española, sus cabezas pensantes, gravitando sobre las “redes” y, en definitiva, sobre la conciencia pública, se enrocan de manera progresiva en la banalidad. Se ha roto de hecho la nación (no nos engañemos)  y se ha indultado a…