Falso dilema

El inacabable pleito en torno a la acosada libertad de la Justicia, para el que el presidente Lesmes exigió solución “en semanas”, está irritantemente fundado en el más falso planteamiento. Me explico. La actual democracia española –ese “milagro” del que se habló tanto—no puede sostenerse sin un daño irreversible manteniendo, al ralentí y al margen…