Palinodia

Fin de la tragicomedia: Susana Díaz entona resignada el canto del cisne y se entrega al sanchismo con armas y bagajes. Se quedará al frente del grupo parlamentario –la van a freír—pero será Espadas, el vengador de Sánchez, quien diga y disponga en política autonómica. Y ella se pliega sin condiciones: “Haré lo que en…