Visto y no visto

El grotesco episodio protagonizado por Sánchez persiguiendo al presidente americano en trazas de zascandil ha entretenido al personal durante toda la semana. Nunca habíamos visto tan arrastrada la imagen exterior de España ni a un presidente mendigar de esa manera ominosa una miradita del todopoderoso presidente que, como era previsible, no se dignó siquiera en…