Sin cuartel

Poco ha durado el armisticio alcanzado por los peperos en Andalucía. En menos que canta un gallo, los madriditas han vuelto a levantar el puño dispuestos a romper lo que haga falta en el partido con tal de controlar a los locales, y han comenzado por defenestrar al portavoz del partido en el Ayuntamiento (clave)…