Palabras mayores

La “espantá” de Pablo Iglesias ha desconcertado mayormente a la parroquia, no poco inquieta también al escuchar a ese vicepresidente del Gobierno calificar al universo conservador –así, sin mayores miramientos—nada menos que de “criminal”. Curioso: un sujeto que conserva orgulloso la memoria terrorista del FRAP en el que militó su padre o que dice “emocionarse”…