Segundas partes

En pleno apogeo de pandemia y agotado el recurso mímico de sus primeros espadas, un Sánchez providente ha dado por concluida la primera parte del atroz espectáculo. Sin que la decisión obedezca a ningún motivo justificable, el Gran Timonel de este (des)Gobierno errático ha descabezado las dos eminencias del problema político –la sanidad y la…