Prórroga

Que todo puede empeorar lo vamos comprobando día por día. En política, también, como lo prueba el caos progresivo de eso que los cursis llaman el “arco parlamentario”. No tienen más que fijarse en cómo, junto al doble cisma liberal-conservador, las Izquierdas se rompen también –más de una vez con acentos cainitas—y, entre ellas, el…