Partidismos

Quién sabe si la caída de Trump servirá para que algunos populistas reorienten su partidismo. Ojalá. Porque ¿cómo es posible que Vox siga jugando al escondite en Andalucía justo cuando la pandemia está en todo lo alto, la quiebra económica resulta incalculable y el paro alcanza cotas nunca vistas? Mientras el extremismo de enfrente presume…