Los indignados

Ni el des(Gobierno) ni las policías tienen pajolera idea de quiénes son esos nuevos vándalos que, entre el negacionismo y la acracia, incendian las calles y saquean los comercios. No lo saben o no quieren saberlo, pero no hay que ser demasiado astuto para descubrir el huevo de la serpiente. Diez años después de la…