Regia Calandria

Cuando escribía estos renglones no sabía aún si la proyectada visita a Barcelona del Rey, esto es, del Jefe del Estado, discurriría sin complicaciones o, por el contrario, la insidia golpista habría provocado otro lamentable espectáculo. No lo sabía, aunque me importaba y mucho, pero me sobraba malestar con sólo leer los titulares que, de…