Trápalas

El peor síntoma de la descomposición del histórico PSOE es el recurso trapacero en que se agota su estrategia de oposición. No es preciso dar nombres, porque resulta obvio que la actual “nomenklatura” del partido no resiste ni de lejos la comparación con sus antecesores, y lo prueba, además, clamorosamente la vileza con que aquella…