Rara avis

La crónica del juez Serrano da para mucho pensar. Su renuncia a su escaño y, con él, a todos sus privilegios, vuelve a situarlo en titulares, no dudo que con la misma inconsideración que en las anteriores ocasiones. ¿Quién en su lugar hubiera salido indemne del linchamiento que favoreció su expulsión del cuerpo, y quién…