Coladeros

Casa con dos puertas, mala es de guardar, reza el adagio antiguo que estos días se confirma en Andalucía. En efecto, ahí está el portalón de Gibraltar abierto de par en par para que pase el personal –sin cuarentena, “of course”—con el consiguiente riesgo de contagio. Y en el otro extremo, Almería, a cuya costa…