Tontiloquio

El cerrojazo turístico propinado por los ingleses deja nuestra economía regional con una mano detrás y otra delante. Es lo malo de depender rutinariamente de un sector tan dominante como expuesto, pero enseguida nos han llegado animosos consuelos desde el (des)Gobierno de nuestros pecados: el doctor Simón (el vigía ciego en la cofa pública) anima…