Más vale tarde…

La Junta, que en principio cabía en el Pabellón Real y proliferó luego al ocupar las viejas delegaciones jacobinas, ha tardado casi medio siglo en decidirse a cortar el inexplicable despilfarro en alquileres múltiples que ha venido prodigando. Construirá, al fin, una sede central de cuyo coste habrá que deducir, en buena medida, los 80…