Otro que se va

Pocos casos tan evidentes y lamentables de saqueo generacional como el perpetrado por las circunstancias en la llamada “generación del 56”, un plantel excepcional de talentos y conciencias ninguneado primero y finalmente excluido por las cohortes siguientes. Entrillados entre los rigores del franquismo y la almoneda oportunista abierta en la Transición, gente como Pradera, Tamames,…