Ni agua

Demasiado conocemos la vieja consigna del fanático: “Al enemigo, ni agua”. Escandaliza el descaro del radicalismo de esta Izquierda desnaturalizada al negar a los centros de enseñanza “concertados”, es decir, a las familias de media España, la ayuda económica prevista para paliar los efectos de la pandemia, una discriminación tan insolente como autocrática que demuestra…