Tapar la espita

Desde hace unos días viene repitiéndose en varios lugares madrileños y otros puntos del país cierto movimiento vecinal cuyo alarmante eco reivindicativo ha motivado al Gobierno para reprimirlo. Entiende la alarmada autoridad, no sin razón, que en un régimen de riguroso control como el que autoriza el “estado de alarma”, difícilmente encaja el derecho de…