Insólita unidad

La pandemia maldita ha dado de sí, entre tantos males, un desconocido efecto político: la unanimidad. El “Gobierno del cambio” podrá contar desde ahora –¡quién lo hubiera dicho!–, al menos provisionalmente, con el apoyo de todas las fuerzas políticas que viven –¡y qué vida estupenda!— en y del Parlamento autónomo. Desde la Derecha montaraz hasta…