Deseo y realidad

Si escucharon ayer la sesión de control celebrada en el Congreso desierto, podían estar tentados de creer que vivimos, como enseñaba Leibnitz, no en el mejor de los mundos posibles pero sí bajo el mejor de los Gobiernos posibles. La desastrosa gestión del que nos trajina fue descrita como una proeza de la inteligencia política…