Chita callando

A la chita callando, como dicen los castizos, el juez Vilaplana, que se hizo cargo en su día de los casos ERE, Faffe, Santana y Formación, parece haber metido la última marcha en contraste con la parsimoniosa empleada por la juez Núñez. Dicen que ha impreso a la maraña de los ERE “velocidad de crucero”…