El drama inmigrante

No funcionaría la próspera agricultura de Huelva sin la mano que le echa la maltratada inmigración. Las explotaciones son prósperas y la integración aceptable, pero esa realidad para nada se compadece con el inhumano distanciamiento del Poder. Hay infinidad de “asentamientos”, colmenas chabolistas en las que esos esclavos sin cadenas se pudren tras el ingrato…