El drama más viejo

Si ha resultado impactante y turbadora la dura sentencia de los ERE, peor está siendo, a mi juicio, la desordenada barahúnda que tras ella ha conmovido la tertulia nacional. Vestiduras rajadas, manos temerariamente expuestas al fuego, disculpas vergonzantes…, un largo repertorio de necedades está sirviendo a la pública opinión para desahogar (de manera inútil, por…