Un mundo feliz

En la marcha de la especie humana el optimismo ha funcionado siempre como una suerte de lubricante óptimo para contrarrestar la sequedad de le evidencia. El hombre se agarra a ese clavo ardiente que hizo posible, hincado en el hallazgo de la “globalización”, el éxito mundial de la que se llamó “new age”, la nueva…