Sangrante paradoja

En el fértil campo de Huelva nadie puede explicar cómo es posible que, habiendo ¡9.000 parados! en la provincia, faltan ¡10.000 trabajadores! para sacar adelante la recogida de las cosechas. Sólo 200 entre aquellos desocupados acuden a esa convocatoria, dura paradoja que los empresarios interpretan en el marco de una “sociedad subsidiada”. Entiendo que el…