La paloma de Kant

Uno de los rasgos que más me sorprenden de la actitud separatista es esa suerte de platonismo pedestre que le hace ver el espacio político por el que deriva como un inmenso vacío abierto por completo al capricho de sus evoluciones. Sus gestores vagan descuidados como si se desplazaran en un vacío normativo e institucional…