¿El colmo?

Bueno, todo puede empeorar, al parecer, pero en el caso de nuestra Justicia, la verdad es que se van alcanzando cotas rara vez vistas. La última, el gesto digno de la Fiscalía Anticorrupción al reprochar a la Audiencia de Sevilla que haya devuelto al sufrido juez instructor del “caso Invercaria” varias piezas que considera defectuosa.…