Bajar al cortijo

El espíritu de la LOAPA (aquella ley muñida entre Fraga y González para embridar las autonomías) sigue latente pero activo en todo Gobierno jacobino, es decir, en cualquier Gobierno. Ahí tienen al actual, “en funciones” para más inri, bajándose cada dos por tres  al cortijo sin saludar siquiera a la Junta. Llegan desde Madrid sin…