El verbo haber

Una tarde, a principio de los 70, me explicó don Emilio Alarcos, whisky en mano, las razones por las que los “inmortales” de la RAE acababan de aceptar la convivencia en nuestro Diccionario de esa grafía, “whisky”, junto con la más manejable de “güisqui”. Alarcos era un hombre cercano, entusiasta de lo castellano y pionero…